Director: Juan Carlos Melian Naranjo. contacto: teldehabla@gmail.com

lunes, 7 de septiembre de 2020

Las Palmas de Gran Canaria refuerza la vigilancia en los barrios con la unidad de paisano de la Policía Local

Policía Local

Desde su activación la pasada semana, los efectivos de paisano han tramitado más de 354 sanciones a personas y establecimientos por no cumplir con las medidas sanitarias

Las Palmas de Gran Canaria, lunes 7 de septiembre de 2020.- El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, para luchar contra la propagación de la COVID-19, continúa reforzando la presencia policial en los barrios con la puesta en marcha de un dispositivo especial por parte de la Policía Local, en colaboración con los distritos y el Servicio Municipal de Limpieza, para detectar zonas y espacios donde puedan producirse reuniones multitudinarias e incumplimiento de las medidas sanitarias.

El área que dirige el concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, ha incrementado la vigilancia mediante la activación de la unidad de paisano, que además de vigilar las zonas de mayor afluencia de la ciudad está realizando labores de patrullaje en los barrios para intervenir en posibles focos de contagio.

La actuación de la unidad de paisano, que trabaja en coordinación con otros servicios policiales, se está realizando en la vía pública, con especial hincapié en los parques y plazas de los barrios, así como en zonas de comercios y restauración para controlar que se cumplan las medidas sanitarias y las restricciones establecidas.

El concejal de Seguridad y Emergencias ha señalado que “ante la situación de la pandemia desde el Ayuntamiento, para atajar los nuevos contagios, seguimos poniendo en marcha medidas específicas como la activación de la unidad de paisano, que desde el martes pasado hasta este miércoles ha tramitado en distintos barrios de la ciudad más de 300 denuncias”.

En concreto, de las más de 350 denuncias realizadas solo por esta unidad durante la última semana, 252 son por no hacer uso de la mascarilla, mientras que el resto se trata de sanciones a locales y establecimientos que no cumplían con la normativa.

Josué Íñiguez señala que “además de operar en zonas céntricas y comerciales de la ciudad porque son los lugares en los que más gente hay, durante las dos últimas semanas la incorporación de agentes de paisano ha permitido reforzar la vigilancia en los barrios, realizando una labor preventiva mucho más efectiva, porque la minoría que incumple las normas desconoce que son policías”.

La intervención llevada a cabo a principios de semana en la celebración de un cumpleaños en Almatriche, con 17 personas denunciadas, la denuncia a un grupo de 10 personas en el parque de La Mayordomía, en el barrio de Tamaraceite, y la detención de un individuo en Escaleritas por negarse a utilizar mascarilla en cuatro ocasiones son algunos ejemplos de las actuaciones que se están llevando a cabo.

En este trabajo, ha destacado Íñiguez, también es fundamental la colaboración con los distritos “porque permite actuar de manera directa en puntos concretos de los barrios donde puede existir un foco” y ha destacado que “en una situación como la que estamos viviendo es fundamental la colaboración ciudadana, ya que mantener el virus bajo control depende de todos y todas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario